El sistema de calefacción por suelo radiante es, por su excelencia, la mejor solución para el calentamiento de una habitación.

La calefacción por suelo consiste en una red de tuberías de agua caliente distribuidos en todo el pavimento. La temperatura del agua que fluye a través de él es templada, de 35 a 45° C, a diferencia del 70 a 90° C en los sistemas de radiadores convencionales.

Este sistema tiene la ventaja de que la emisión de radiación es de abajo hacia arriba, lo que significa una mejor distribución de calor y de las pérdidas de energía en paredes y techos.

En España, el ahorro mediante este sistema se estima entre el 15% y 20%, sin reducir su rendimiento en términos de confort térmico.

Fuentes de energía para la calefacción por suelo radiante

La baja temperatura de funcionamiento de la calefacción por suelo radiante, nos permite aprovechar diferentes fuentes de energía con un consumo de energía muy eficiente. El sistema funciona de manera óptima con calderas de condensación de gas, bombas de calor y calderas de biomasa diseñadas para su uso con calefacción por suelo radiante.

La energía solar térmica es un gran aliado en este sistema de calefacción. La combinación con cualquiera de estas fuentes proporciona grandes ahorros, cubriendo gran parte de las necesidades energéticas con una energía renovable y gratuita.

En España, la instalación de calefacción por suelo radiante recibe subsidios del gobierno, ya que se trata de una instalación energética eficiente.


Instalación y servicio post-venta

Sedamir ofrece el estudio técnico- económico del proyecto y la instalación y servicio post-venta de mantenimiento y reparación de todo tipo de sistemas de calefacción por suelo radiante.

Pídanos un presupuesto sin compromiso.